TÉCNICAS DE EXPRESIÓN EN CLASE

SUSANNA FUSTÉ FELICES

CURSO DIRIGIDO A PROFESIONALES DE LA ENSEÑANZA CON NIÑOS EN EDADES COMPRENDIDAS ENTRE 6 Y 13 AÑOS

ÍNDICE

1.-INTRODUCCIÓN

2.- I TÉCNICAS DE EXPRESIÓN CORPORAL

3.- II TÉCNICAS DE EXPRESIÓN ORAL

CONCLUSIONES

BIBLIOGRAFIA

INTRODUCCIÓN

Cuando el mundo se enfrenta a tantos interrogantes sin respuesta, e irrumpen en nuestro horizonte cultural nuevas tecnologías y formas complejas, que condicionan y estructuran una nueva manera de ser y pensar, son necesarios nuevos recursos didácticos que estimulen la imaginación y potencien el pensamiento personal.

Este curso pretende aportar recursos prácticos, cuyos contenidos no responden a asignaturas concretas sino a una concepción interdisciplinar del aprendizaje. Tampoco se encasillan en un curso determinado sino que han de servir de incentivo y estímulo intelectual en el nivel en que resulten más útiles. No todas las propuestas han de llevarse a cabo necesariamente, debiendo elegir las actividades según el planteamiento específico de cada aula.

En resumen, el curso "Técnicas de expresión en clase" trata de ofrecer recursos prácticos, para utilizar en la escuela (o no, también son actividades aplicables en otros ámbitos) técnicas típicamente teatrales aunque no necesariamente hayan de dar lugar a un espectáculo teatral como resultado. Se trata de abrir las clases a nuevas propuestas, con el fin de educar de una manera dinámica, trabajando por la educación armónica e integral de los alumnos como personas.

En este curso concretamente, y como su nombre indica, proponemos diversos ejercicios y propuestas adecuados para diferentes grupos de edad tanto en el ámbito de la expresión corporal, por un lado, como de la expresión oral y la dicción, por otro. Se trata de actividades totalmente prácticas, presentadas a modo de fichas de ejercicios que indican el grupo de edad al que van dirigidos y los aspectos en que más inciden, que pueden ayudar a plantear temáticas concretas, así como a detectar o paliar (según el caso) problemas o pequeños déficits en la expresión o la actitud a nivel individual frente al gran grupo, e incluso como grupo en sí.

I.-TÉCNICAS DE EXPRESIÓN CORPORAL

EL APRENDIZ

Edad: A partir de 6 años. Objetivos: Trabajar la expresión motriz y corporal.

Cada niño/a ha de representar, con mímica y delante de sus compañeros, un oficio concreto. Se trata, pues, de adivinar el oficio interpretado por el niño/a en cuestión y así hasta que lo hayan hecho todos. El niño/a que no lo ha sabido hacer bien porque el oficio no ha podido ser adivinado, pagará prenda.

EL BAILARÍN

Edad: A partir de 8 años. Objetivos: Desarrollar la expresión motriz y el ritmo.

Se pone una música y los niños/as danzan a su son. Debe procurarse que la grabación contenga muchas melodías para que los niños/as tengan que cambiar la danza y el movimiento .

EL BAILARÍN ENCANTADO

Edad: A partir de 8 años Objetivos: Incidir en la expresión motriz, el ritmo y el equilibrio.

Es parecido al anterior. Sólo se diferencia porque el educador parará la música de vez en cuando y los niños/as tendrán que quedarse inmóviles. Cuando el educador la pone en marcha de nuevo, los niños/as vuelven a bailar. Y así sucesivamente .

EL ZOO

Edad: A partir de 6 años. Objetivos: Expresión motriz y movimiento.

Cada niño/a debe escoger tres o cinco animales. Tendrá que representarlos siguiendo el orden de menor a mayor, o de mayor a menor tamaño. Este ejercicio también se puede hacer cambiando el tamaño por el número de patas, de más patas a menos, o al revés.

CÁMARA LENTA

Edad: A partir de 8 años. Objetivos: Trabajar el control del movimiento, la concentración y la expresión gestual.

Representar un deporte, un oficio..., cualquier situación simple, componiendo los gestos y realizándolos muy despacio. Como si fuera una imagen proyectada a cámara lenta.

DESCOMPOSICIÓN

Edad: A partir de 12 años. Objetivos: Potenciar el control del propio movimiento y trabajar la expresión motriz.

Se propone una acción que se ha de representar con mímica. Cada niño/a tendrá que representarla, dividiendo la acción en tantas partes como movimientos tenga. Ejemplo: "Subir una escalera". El niño deberá dividir esta acción en tres partes: 1º.- Levantar el pie izquierdo para ponerlo en el primer escalón. 2º.- El movimiento de fuerza de este pie mientras levanta el pie derecho. 3º.- Poner el pie derecho en el siguiente escalón.

LA ESTATUA ENCANTADA

Edad: A partir de 9 años. Objetivos: Incidir en la expresión de sentimientos y la coordinación motriz.

Al ritmo de un tambor, los niños/as han de representar los temas abstractos que anuncia el educador. Ejemplo: "¡Alegría!" Todos los niños/as cuando oyen el tambor se quedan estáticos, completamente inmóviles, representando la alegría. El educador dice: "¡Rabia!" Los niños/as hacen lo mismo, pero esta vez representando la rabia. El ejercicio continua así. El que se equivoca o se mueve, queda eliminado.

IMAGINANDO

Edad: A partir de 13 años. Objetivos: Trabajar la expresión motriz, la situación en el espacio y la imaginación.

Los chicos/as deben imaginarse diferentes situaciones. Por ejemplo: Eres un muñeco lleno de paja al que sostienen por detrás y de repente te sueltan. Eres un hombre que se está durmiendo en un banco público. Y así tantas situaciones como se desee.

EL JUEGO DE LA PELÍCULAS

Edad: A partir de 11 años. Objetivos: Ejercitar la expresión motriz y la representación gestual.

Los niños/as se dividen en dos grupos. Cada grupo debe representar una pantomima sobre una película delante del grupo contrario e intentará que descubran el título de la película en cuestión. El niño/a que lo hace no puede decir nada ni emitir ningún sonido; tampoco puede dibujar en el aire las letras del título. Todo debe hacerse con gestos. Actuarán una vez cada grupo, y un niño/a distinto cada vez. Ganará el equipo que más títulos haya adivinado del equipo contrario, y mejor haya representado la pantomima correspondiente a cada título de película.

EL JUEGO DE LOS SENTIMIENTOS

Edad: A partir de 9 años. Objetivos: Profundizar en la expresión de sentimientos y el control del propio cuerpo.

Se pone música y un grupo de chicos/as, después de escucharla, van componiendo diferentes imágenes estáticas. Deben representar con su cuerpo y su expresión facial un sentimiento básico o derivado. El resto de chicos/as, que los observan, han de adivinar el sentimiento representado; si no lo consiguen y los actores no lo han hecho suficientemente bien, pagarán prenda.

EL ESPEJO

Edad: A partir de 8 años Objetivos: Incidir en la sensibilización de formas y la observación directa.

Dos niños/as sentados uno delante del otro. El primero se mira al espejo y empieza a hacer gestos muy despacio. El otro es la imagen del primero y por tanto, debe hacer todo lo que hace el primero como si fuera la imagen del que se mira al espejo. Después intercambiarán los papeles.

LOS PERSONAJES

Edad: A partir de 9 años. Objetivos: Aprender a expresarse con gestos y representar imágenes estáticas.

Los niños/as se dividen en dos grupos; cada grupo elige un personaje famoso, y uno de ellos lo representará delante del grupo contrario. Este grupo tendrá que adivinar de que personaje se trata. Gana el grupo que más haya acertado.

II.-TÉCNICAS DE EXPRESIÓN ORAL

EL AVENTURERO

Edad: A partir de 12 años. Objetivos: Potenciar la invención narrativa y trabajar la correcta vocalización y dicción.

Se cuenta una historia, cuento, leyenda... Debe cuidarse especialmente que cada personaje quede bien definido. Después, cada chico/a representará un personaje de la historia; con gestos y pocas palabras deberá definir el carácter, temperamento, formas de comportamiento, etc., del personaje. Deberá procurar no emplear las mismas palabras utilizadas por el educador al contar la historia.

LA CADENA

Edad: A partir de 9 años. Objetivos: Estimular la imaginación y la invención narrativa.

El educador da un objeto cualquiera a los niños/as, que se irán pasando, inventándose un objeto nuevo a partir de la acción anterior- Por ejemplo, un palo; el palo es una caña de pescar. Entonces, el niño/a de la izquierda se levanta e interviene en la acción del precedente para interrumpirlo. Se convertirá en vigilante y denuncia al pescador furtivo, que se sienta. El vigilante, en posesión del palo, lo utilizará de otra manera convirtiéndolo en un fusil. Pero el vecino de la izquierdas se levanta; ha sido herido por el fusil del vigilante; este se sienta y el palo sirve de muleta para el herido, pero el vecino de la izquierda interviene como médico y... Así hasta que todo el grupo intervenga en la historia, creando una nueva utilidad para el objeto elegido.

LA ESTATUA ANUNCIADA

Edad: A partir de 11 años. Objetivos: Potenciar la invención narrativa y la rapidez mental.

Los niños/as, individualmente, representan alguna cosa... Ejemplo: una flor, un caballo... Se pone música y en un momento dado, se baja el volumen y el niño/a tendrá que decir una frase sobre su personaje. Ejemplo: "Yo soy una flor que anuncia la primavera." "Yo soy un caballo que corre por un prado"... Este ejercicio debe intentarse hacer rápido y con palabras sencillas. Es decir, no vale que el niño/a se lo piense en el momento de la pregunta.

EL CUENTACUENTOS

Edad: A partir de 8 años. Objetivos: Favorecer la invención y la fluidez narrativas.

El educador empieza a explicar un cuento totalmente improvisado. después cede la palabra a un jugador; este se ha de inventar la continuación del cuento y la explica. Cuando el educador lo cree conveniente da la palabra a otro niño/a y así sucesivamente

EL GRAN ACTOR

Edad : A partir de 9 años Objetivos : Mejorar la vocalización y la dicción

Los niños/as leen un pequeño guión teatral de una forma determinada. Ejemplo : riendo, llorando, alegre, serio, enfadado, etc..

EL JUEGO DE DRÁCULA

Edad : A partir de los 8 años Objetivos : Trabajar la vocalización y la dicción

Se trata de leer un guión teatral utilizando diferentes tipos de voz. Ejemplo : con voz aguda, con voz grave, con voz nasal, etc...

LOS ORADORES

Edad : A partir de 13 años Objetivos : Trabajar la invención narrativa y la correcta expresión oral

El educador facilita una lista de temas. Los chicos/as eligen los temas que quieren, optando por la defensa o el ataque. Los temas deben ser simples pero no estúpidos. Por ejemplo: pros y contras de la publicidad, pros y contras de la televisión, pros y contras de los juegos violentos. Los oradores tendrán que hablar uno o dos minutos, defendiendo la opción elegida, estableciéndose una especie de debate.

EL PSICODRAMA

Edad: A partir de 10 años. Objetivos: Favorecer la expresión de sentimientos, la invención narrativa y la correcta expresión oral.

Lo esencial en los ejercicios de psicodrama es favorecer la improvisación. Se trata, pues, de hacer vivir al niño/a situaciones que tengan alguna analogía con aquellas que la vida obliga a vivir. Es decir, los personajes o caracteres que el niño/a se encuentra diariamente. El educador propone un tema con los personajes bien definidos; deja a cada niño/a la elección del personaje que quiere representar. El educador tomará parte sólo para ayudar, organizar y controlar, pero debe dejar que la espontaneidad sea el elemento principal. Al final el educador hará preguntas a cada niño/a, de acuerdo con su personaje y su acción.

EL RAPSODA ESTROPEADO

Edad: A partir de 8 años. Objetivos: Desarrollar una correcta vocalización y dicción.

Recitar fragmentos de un poema muy despacio y con diferentes tonalidades de voz. Suave, fuerte, en un murmullo, ronca... Debe intentarse que se entienda bien.

CONCLUSIONES

Todos los ejercicios aquí propuestos parecen no tener relación alguna con el ámbito escolar, pero si analizamos los objetivos y los elementos que estimulan veremos numerosas aplicaciones.

Si bien es cierto que no podemos asociar ningún ejercicio con una asignatura específica, la correcta expresión del niño/a en el aula resulta primordial para saber transmitir sus dudas e inquietudes, e incluso para relacionarse con tanto con el educador como con el resto de los compañeros.

Por otra parte, también podemos utilizar algunas de estas técnicas para trabajar de una manera lúdica algunos de los temas estrictamente académicos, consiguiendo resultados sorprendentes, con solo adaptar los ejercicios elegidos como más nos convenga.

En resumen, todos los recursos didácticos se encuentran al servicio de los educadores y de estos depende el sacarles el máximo partido para mejorar la calidad de la enseñanza a todos niveles.

BIBLIOGRAFÍA

- Cassanelli, Fabrizio.- Gesticulant. Editorial Aliorna, S.A.

- Torras, Josep.- Juguem fent teatre. Edicions Pleniluni, S.A.

- García-Caeiro, Ignasi y otros.- Expresión oral. Editorial Alhambra S.A
 
 
 
 
ASOCIACIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN PEDAGÓGICA HAZTE SOCIO CLIKA AQUÍ
.